miércoles, 24 de mayo de 2017

VILLA GIACOMINA (Villajoyosa)

VILLA GIACOMINA

Villa Giacomina es un palacete rural que constituye uno de los casos más destacados de la arquitectura de estilo historicista de la provincia de Alicante. Se encuentra a 1 kilómetro de Villajoyosa. El edificio posee una rica decoración arquitectónica relacionada con la masonería, puesto que su dueño fue un reconocido masón, el Dº Alfonso Esquerdo Iborra. Poco antes de finalizar la Guerra Civil Española, residió en esta villa el Dr. Bastos eminente traumatólogo aragones, jefe del Hospital Sueco-Noruego trasladado en parte de Alcoy a Villajoyosa, tras finalizar la contienda, también estuvo la 133ª División Littorio causando los primeros desperfectos a la villa.
   
     video  

JOSÉ MARÍA ESQUERDO ZARAGOZA

Nace en Villajoyosa el 2 de febrero de 1842 y muere en Madrid el 30 de enero de 1912. Psiquiatra y jefe del Partido Republicano Español, es la persona que compra los terrenos de La Malladeta a finales de la década de 1870 para construir su sanatorio Psiquiatrico Dº Esquerdo, en la playa del Paradis (ahora ya desaparecido) y la torre-estudio de estilo neomedieval, que todavía se puede ver. 

Playa del Paradis donde se encontraba el sanatorio psiquiátrico


video



video



video











ALFONSO ESQUERDO IBORRA
Sobrino de José María Esquerdo, fue el que edificó Villa Giacomina en el año 1905-1920, superando con creces la singularidad de las construcciones de su tío. El palacete combina diferentes estilos arquitectónicos, desde el neo islámico al neogótico y el modernismo, lleno de iconografía masónica.
 La fachada oeste imita los palacios andalusíes y tenía una estrella de david en cada ventana, introduciendo con ello una simbología de la religión hebrea. La fachada opuesta, que es la principal, y la arquería del patio imitan el gótico flamígero. La mezcla de las tres religiones del libro (islámica, cristiana y judía) las baldosas ajedrezadas, blancas y negras de la entrada principal y otros detalles arquitectónicos están relacionados con la masonería. Hay evidencias documentales de que tanto la familia Giacomina Bellani, como el propio Alfonso Esquerdo pertenecían a ella.
La casa se articula en torno a un único patio con un aljibe central rodeado de una galería perimetral con arquería gótica, salvo el ala oeste que reproduce, tanto al interior como al exterior, las grandes puertas con ribetes arabescos de los palacios islámicos andaluces.
Alfonso Esquerdo en el patio interior



























video


   video 

video

Alfonso Esquerdo Iborra emigró a trabajar a Argentina en el año 1898, donde enviudó de su primera esposa, con quien tuvo tres hijos. En 1904 se volvió a casar con la hija de un importante constructor, especializado en la construcción de hospitales, que pertenecía a la masonería, como el propio Alfonso, de nombre Giacomina Bellani de Borgi. A su regreso a España terminan el palacete de la Malladeta y lo convierten en su hogar, donde pasan temporadas cada 2 años, coincidiendo con el invierno Austral. A esa villa la llaman "Villa Giacomina" 
video

















video

También se conoce que su dueño fue un personaje en su época, amigo íntimo de Blasco Ibáñez también masón y republicano, quien lo visitaba en su villa y con quien aparece en algunas fotos

La imagen puede contener: una o varias personas y exterior
Alfonso Esquerdo y Blasco Ibáñez junto a otras personas en Argentina 

video

video


Alfonso falleció en el año 1921 y su esposa Giacomina regresa a Argentina, para no volver más a Villajoyosa. Después de ello la casa queda al cuidado de unos caseros, hasta que al final de la Guerra Civil Española, el Ayuntamiento aloja allí al célebre traumatólogo Dº Bastos jefe del Hospital de Guerra Sueco-Noruego de Alcoy.


La niña Giacomina Bellami

video

video





video

video



Villa Giacomina en plena construcción







video

video








Dº MANUEL BASTOS ANSART

(Zaragoza, 1887-Barcelona, 1973). Considerado el mejor traumatólogo español del siglo xx y, junto con Trueta, el de mayor proyección internacional. Cursó medicina en la Facultad de Zaragoza, licenciandose a los diecinueve años. En Sanidad Militar transcurriría la mayor parte de su vida médica y en las campañas de Marruecos alcanzó una experiencia pocas veces igualada. Se especializó en patología ósea y cirugía ortopédica con López Durán y amplió estudios en Francia, Suiza y Alemania.
Profesor auxiliar de patología quirúrgica en Madrid encargado de cátedra, médico de la Real Casa y de la Beneficencia General del Estado (1918 y 1920) médico del Teatro de la Ópera. Fundador y presidente de honor de la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología. Fue ponente oficial en los Congresos de Londres, Amsterdam, Chicago, Nueva Orleans, París, Buenos Aires y Estocolmo. En la Guerra Civil Española, en zona republicana, desarrolló una formidable labor asistencial en el Hospital Sueco-Noruego de Alcoy y aún tuvo tiempo para publicar varios trabajos y formar a los médicos generales incorporados al frente. Trabajó, después de terminar la guerra, en el Hospital de Castellón, en donde escribió su famoso Tratado de Traumatología y preparó la segunda y tercera edición de su Patología quirúrgica general. En Barcelona continuaría su labor asistencial, profesoral e investigadora. Su método de cura oclusiva, difundido por Trueta en Inglaterra, se conoció  pronto en todo el mundo como "método español de cura oclusiva". Autor de otra media docena de libros de su especialidad.

Dº Bastos
video

video

COLEGIO PÚBLICO ÁLVARO ESQUERDO DE VILLAJOYOSA

Los hermanos Pedro y Álvaro Esquerdo no dejaron pasar ocasión de beneficiar a Villajoyosa desde Barcelona, que desde allí crearían becas para estudiantes vileros que quisieran cursar estudios. Pero su donación más señera fue la de escuelas. Entre 1906 y 1908 - nos dice Jaime Soler Serrano - construyeron a sus expensas un grupo escolar con vivienda para dos maestros y vivienda para un vicario que regentaba l´Ermita. Pasaban los años y Don Álvaro seguía pensando en la Vila. En 1927, después de su muerte y unos largos trámites, sus herederos consiguieron fuera realidad la donación a la Vila de un grupo de 6 aulas unitarias y una de párvulos, sito en la más popular de las calles vileras, la de Colón. 
Más información:   doctoresesquerdo.blogspot.com/





video



Ahora sólo queda la fachada, conservada para el recuerdo, puesto que su interior es un moderno museo. En este colegio fue donde instalaron al final de la guerra, parte del Hospital Sueco-Noruego, trasladado desde Alcoy a Villajoyosa, para evitar los intensos bombardeos que recibía la ciudad alcoyana. Aquí trabajó el Doctor Bastos junto a su equipo médico durante algún tiempo. 








LA PARTICIPACIÓN DEL Dº BASTOS EN LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA

Las conexiones entre Villajoyosa y Alcoy son muchas, pero hay una en la que un reconocido médico aragonés, el doctor Manuel Bastos, cobra especial protagonismo. El que fuera el responsable de los quirófanos del conocido Hospital Sueco-Noruego construido en el municipio alcoyano para atender a los heridos de guerra, pasó sus últimos días antes de ser detenido, en una de las casas más impresionantes de la localidad vilera: la Villa Giacomina.
El 18 de julio de 1936, los militares más conservadores del ejército español se levantaron en armas contra la República. Era el inicio de la Guerra Civil Española. El conflicto bélico despertó la solidaridad de la sociedad escandinava que poco después de iniciarse la guerra constituyeron comités de ayuda humanitaria a España desde Noruega y Suecia. 
Organizaciones sociales y políticas recaudaron fondos para enviar a los españoles y parte de ellos llegaron a Alcoy en la primavera de 1937. Ese dinero se destinó a algo muy concreto: la construcción del Hospital Sueco-Noruego.
Un comité escandinavo contactó con la primera ministra de sanidad española, Federica Montseny, y le ofreció construir un hospital completo por valor de 250.000 coronas para atender a los heridos de guerra, según recoge el profesor Ángel Beneito Lloris, historiador alcoyano, en un libro sobre este tema. A cambio, sólo pidieron un espacio adecuado y alejado del frente bélico. La República acabó eligiendo el edificio acabado de construir que iba a albergar la Escuela Industrial.
El 25 de abril de ese año se ponía en marcha con 30 personas al frente entre médicos, enfermeras y personal auxiliar de esos países. Tras el verano, los nórdicos decidieron marcharse y dejar el centro en manos de un médico de prestigio: el doctor Manuel Bastos Ansart, una eminencia en el tratamiento de heridas de guerra que llegaba desde Madrid y que tenía gran relación con el médico noruego Kristian Gleditsch y su mujer Nini Haslund, quien gestionaba el centro sanitario alcoyano.
El médico no quiso dirigir el hospital, así que se quedó al mando de los quirófanos y  fue el doctor Alonso Encalado Ruano el que ocupó ese puesto y el centro hospitalario pasó a denominarse Hospital Militar Base.
En él atendieron a enfermos y heridos hasta octubre de 1938 cuando fue atacado en cuarto bombardeo que sufrió Alcoy perpetrado por la aviación italiana. Varios proyectiles cayeron cerca aunque no hubo víctimas, Eso sí, las autoridades decidieron evacuar el hospital, que contaba con unas 700 camas, y trasladar a los pacientes a otros dos centros de campaña en Onteniente y Villajoyosa.
En ese momento es donde comienza el viaje del Dº Bastos a la capital de la Marina Baja para terminar ubicando su residencia en la conocida Villa Giacomina, construida por un colega de profesión casi 20 años antes, el doctor Alfonso Esquerdo Iborra, sobrino del también reconocido médico vilero José María Esquerdo Zaragoza.
La llegada del doctor Manuel Bastos Ansart fue un acontecimiento para Villajoyosa. Incluso el acta del pleno del Ayuntamiento del 9 de enero de 1939, recoge un punto del día dedicado precisamente a la llegada del médico al municipio y la necesidad de prestarle todas las comodidades posibles en su estancia:
"Habiendo informado la Presidencia de la próxima llegada a ésta ciudad, donde figura su domicilio, del eminente traumatólogo, Dº Bastos, después de expresar la corporación su agrado por contar entre nosotros a tan ilustre personalidad médica, se acuerda prestarle las máximas facilidades para el mejor cumplimiento de su misión profesional"  
(sic) (Pleno ordinario del 9 de enero de 1939 celebrado a las 16:00 horas, con Tomás Llorca Lloret como alcalde. Recogido en el blog de los alumnos de la Universidad de Alicante Agustina D´Amico Tavoloni y José Miguel Zafra Vidal, estudiantes de segundo año del Grado de Historia, para analizar las actas municipales comprendidas entre los años 1939-1940 del municipio).
Y no era para menos. Bastos era una autoridad internacional en el tratamiento de heridas de guerra, Creó el primer Instituto Ortopédico y de Rehabilitación de Inválidos, era vicepresidente de la Academia Médico Quirúrgica Española y había fundado la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología. Además publicó numerosos artículos y libros sobre el tratamiento de las fracturas y heridas por arma de fuego.
En 1936 con el estallido de la Guerra Civil Española y el asedio de Madrid, fue trasladado a San Sebastián donde trabajó en un hospital de sangre ubicado en el Hotel Londres. Tuvo que huir a Francia y posteriormente volver a la península por Barcelona, llegando de nuevo a Madrid al Hospital Militar de Carabanchel. Dada la proximidad con el frente, se trasladó al Hotel Palace donde se había creado un hospital de sangre.
De Madrid, pasó a dirigir los quirófanos del Hospital Sueco-Noruego de Alcoy. Su llegada a Villajoyosa fue casi a la fuerza tras varios bombardeos sobre la ciudad. Según las fuentes consultadas, apenas estuvo tres meses residiendo en la casa -palacio del Dº Alfonso Esquerdo que le fue cedida por el Ayuntamiento para que siguiera su labor sanitaria ya que parte del hospital se instaló en el colegio del Dº Alvaro Esquerdo.
Pero con el fin de la guerra Manuel Bastos fue detenido en Villajoyosa en abril de 1939 e ingresa en la prisión de Benalúa de Alicante. Según se recoge en la página de "Galeria de Metges Catalans", salió en libertad condicional a la espera de ser juzgado. Finalmente, un consejo de guerra lo condena por "auxilio a la rebelión" a 12 años y un día de reclusión y la pérdida de sus funciones. Le confiscan todos sus bienes que no se le devolverán hasta 1959 cuando se resuelve su expediente de indulto iniciado el mismo año que lo detuvieron.
El Dº Bastos murió en 1973 por las heridas causadas tras un accidente en las escaleras del Gran Teatro del Liceo. El médico aragonés está enterrado junto a su mujer en la cripta de la catedral de la Almudena.


Otro de los lugares que fue utilizado como hospital en la Vila, fue el chalet Centella, hoy oficina de turismo. Este chalet fue construido entre los años 1927-1930 en la misma calle Colón, a unos 50m. de donde se encuentra el colegio del Doctor Álvaro Esquerdo.
El chalet perteneció a la familia burguesa Centella, dueña de numerosas fábricas en Villajoyosa, dedicadas a la producción de conservas llamadas Lloret Llinares, hoy más conocida por conservas El Ancla.




video



video



Al comienzo de la Guerra Civil Española, algunos de los vileros afiliados a la CNT y empleados en las fábricas de la familia burguesa, se hacen con el control de las empresas capturando a los dueños y asaltando sus hogares, entre ellos el chalet Centella que pasará a ser propiedad de las milicias de la CNT.
En 1937 la CNT de Villajoyosa, llega a un acuerdo con la Consejería de Asistencia Social del Consejo Municipal para habilitar el chalet como hospital, tanto para tratamientos médicos como para cirugía.
El chalet Centella, contaba con una superficie de 500 metros cuadrados, podría habilitar numerosas camas y quirófanos a lo que también su gran jardín botánico, de 1710 metros, ayudaría a la recuperación de heridos y enfermos.


video



133ª DIVISIÓN LITTORIO

La 133ª División Blindada Littorio, (en italiano: 133ª Divisione Corazzata Littorio) fue una de las más destacadas divisiones blindadas del Regio Esercito Italiano durante la Segunda Guerra Mundial. Previamente actuó como 4ª división Littorio del Corpo Truppe Volontaire, durante la Guerra Civil Española




En 1936, los italianos organizaron la 4ª División Littorio, que fue enviada a España en apoyo de las fuerzas falangistas del golpista general Franco, integrando el denominado Cuerpo de Tropas Voluntarias.
Su acción en esa contienda tuvo ribetes destacados, aunque es digna de mencionar su participación en el frente aragonés, en marzo de 1938, donde forzó la retirada de la C Brigada Mixta perteneciente a la 11ª División, al mando del general Enrique Lister, operación que comenzó el 19 de aquel mes, cuando la unidad italiana inició su avance hacia Torrecilla, Codoñera y Torrevilla, causando serias bajas al enemigo 



La 133ª división Blindada Littorio, también pasó algún tiempo, tras acabar la Guerra Civil Española, en el palacete de Villa Giacomina, causando bastantes desperfectos en la estructura de la villa.



Archivo Municipal de Villajoyosa
Andrea Vicente: artículo La Marina Plaza
Fotos y vídeos propios